miércoles, 24 de junio de 2009

Cuando querer era sencillo.

No soy seguidor de Cafe Tacvba así que no sé cuántos temas ha cantado Emmanuel del Real a lo largo de su discografía. Pero los que he oído son increibles. Primero "eres", una declaración de amor tan bobalicona como irrefutable y ahora "quiero ver" acaso un aplazamiento lógico de su predecesora. Un segundo volumen del corazón.
Quiero ver tu risa todo el día/ escuchar la melodía de tu voz/quisiera ser el brillo de tu ojos/el peine que desnuda tu esplendor
Del Real no intenta inventar la metáfora perfecta. Por el contrario se refugia en frases sencillas. De ésas que escribimos en el reverso de un cuaderno en plena clase o pronunciamos, con voz temblorosa, en un pasadizo solitario mientras algún amigo vigilaba que nadie interrumpiese la proposición de amor más sincera del mundo. y prometo intentar no hacerte daño/ prometo darte todo lo que yo/ prometo regalarte sin reparos mi corazón.
Es por ello que, tal como sucedió con "Eres", el videoclip de "Quiero ver" encuentra en la prístina inocencia de un amor infantil las imagenes perfectas para acompañar una melodía que suena un poquito a bolero, un poquito a balada pero, sobre todo, a tiempos en los que era más sencillo querer. La cursilería, en dosis adecuadas, conmueve igual que el mar.

2 comentarios:

Raúl dijo...

hace tiempo que no escuchaba a los tacvbos. Te anostaste un golazo con el video.
Como tu dices en la infancia era más sencillo querer.

Anónimo dijo...

Uauuu .... el video ... mmmm ...muy bueno ... se extrañaba ver ternura

María